Presentación webinar 1

Preparados para impactar en el bienestar de los empleados “híbridos”

En los últimos meses han corrido ríos de tinta intentando explicar, desde diferentes ámbitos, la importancia de mantener la motivación, el engagement y la productividad de los teletrabajadores. Parece, según cuentan los datos, que durante algunos meses estos KPI’s no se vieron muy afectados y las empresas se relajaron, después de la tensión inicial. 

Con la entrada en el último cuatrimestre del año y la necesidad de tomar decisiones de cara a 2022, se han vuelto a desatar los nervios… ¿Volvemos a los centros de trabajo? ¿Todos? ¿Por turnos? ¿El 100% de tiempo? ¿Seguimos teletrabajando al menos un 20% de la jornada? ¿Mejor un 40%, o un 60%?

La respuesta en la mayoría de los casos ha sido, como tantas veces, tirar por la calle de en medio. “Ni para ti, ni para mí” que diría aquel, y así ha nacido el término trabajo híbrido. A primera vista puede parecer lo más fácil. Pero si se analiza puede ser la opción más complicada. Así, la propuesta de IN2 es apoyarse en la tecnología y, partiendo de KPIs “analógicos” transformarlos en indicadores de última generación que impacten positivamente en el bienestar de los empleados híbridos.

  • Motivación. Sentirse parte de una organización es un elemento motivador. Por eso, la sensación de aislamiento en teletrabajo produce la pérdida del sentido de pertenencia a la organización y el personal se desmotiva. Recurrir a herramientas de comunicación virtual que permitan mantener al empleado unido a la organización; organizar video reuniones de carácter social y organizar eventos online internos para que los equipos interactúen, contribuye a evitar la pérdida de motivación. 
  • Conciliación. Las empresas llevaban años trabajando con políticas como la flexibilidad horaria que facilitaban el equilibrio de la vida profesional, personal y familiar de los empleados. La falta de habilidades digitales y de un modelo claro de desconexión digital, provoca la invasión del teletrabajo de la esfera privada. Un gestor de tiempos online, con información sobre la organización de las reuniones y de los tiempos de trabajo, con información clara y transparente pone fin a esta situación. 
  • Bienestar emocional. Uno de los objetivos de RRHH es conseguir un modelo de organización de los tiempos y espacios de trabajo que evite el estrés. La complejidad tecnológica del entorno híbrido con el uso de APPs, la nube etc, provoca entre los usuarios un estrés añadido. El objetivo de RRHH debe ser reducir la complejidad tecnológica unificando y simplificando sistemas y evitando así, que aumente el gap tecnológico y el analfabetismo digital.  
  • Confianza. Es la base de los modelos de gestión por objetivos. Parte de esa confianza se generaba a través de la presencialidad que se pierde en el mundo híbrido. La respuesta es utilizar la tecnología a nuestro alcance para mantener la conexión con los equipos. La gestión en tiempo real de noticias internas, de información de interés relacionada con la marcha de los proyectos o de cuestiones relacionadas con la organización, es posible a través de chats internos y canales de noticias, entre otras herramientas.
  • Productividad. La rotación no deseada y el absentismo son frenos a la productividad. Con el trabajo híbrido se abre la posibilidad de romper silos y trabajar con personas en cualquier parte de forma que se atraiga a la organización el mejor talento, esté donde esté.  Contar con herramientas que faciliten la integración en los equipos de personas de todo el mundo, supone un reto y la oportunidad de contribuir a mejorar los resultados de la organización.

¿Te interesa el tema?

¡Regístrate y asiste a nuestro webinar!


Por Marisa Cruzado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba