El trabajo híbrido, un reto más que tecnológico para los departamentos de RRHH

El trabajo híbrido, un reto más que tecnológico para los departamentos de RRHH

El diario Expansión publicaba recientemente un interesante reportaje sobre el trabajo híbrido y cómo este modelo de organización de los tiempos y espacios de trabajo es incompatible con el “café para todos”. Es decir: que cada compañía debe apostar por un modelo híbrido adaptado a su actividad, perfiles profesionales o tipo de clientes. Microsoft, Telefónica, Boston Cosulting o Repsol expresaron a través de sus directivos de RRHH cómo están llevando a cabo la transformación cultural necesaria para garantizar el desempeño y los resultados en esta nueva realidad.

Desde IN2 llevamos trabajando más de una década en el desarrollo de tecnología destinada a facilitar la digitalización de empresas y servicios y acercarla al usuario de una forma sencilla, segura, eficiente y, sobre todo, flexible. Gracias a nuestra experiencia con clientes en todos los sectores, sabemos que la tecnología necesaria existe y que funciona. Y hemos identificado algunos de los problemas a los que se enfrentan las organizaciones y que tienen que ver más con la función de RRHH que con IT:

  • La actualización de los conocimientos de sus empleados para que se sientan cómodos con el uso de aplicaciones y softwares de todo tipo
  • El cuidado del bienestar de la plantilla que va mucho más allá de lo que hasta ahora se trabajaba desde PRL
  • Establecer canales de comunicación eficaces, adaptados a las plantillas globales y dispersas y que mantengan altos el engagement y la motivación de los empleados. 

Sin duda, una de las medidas que deben tomarse para mejorar la gestión de los empleados en un entorno híbrido es unificar las herramientas lo máximo posible de forma que no haya una dispersión de opciones y, al mismo tiempo, garantizar un entorno de trabajo online seguro y no invasivo de la esfera personal y familiar. Estas dos cuestiones, son clave para garantizar la conciliación laboral y establecer sistemas que garanticen la productividad. Y su principal consecuencia es tener que gestionar de manera global con un enfoque individual. Porque cada empleado es único y su manera de adaptarse al entrono híbrido, también. 

Según un estudio realizado por Boston Consulting Group, el 90% de los directivos afirma que el éxito del modelo híbrido precisa también una transformación del modelo de liderazgo, que debe incluir competencias como la toma de decisiones ágil, la gestión de la confianza en el equipo y estructuras líquidas.  Todo un reto que como ven, no es sólo tecnológico.

¿Quieres saber más de la mano de nuestros expertos?

Inscríbete a nuestro próximo webinar!


Por Marisa Cruzado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba