Whatsapp, un canal equivocado para comunicarse con los pacientes.